Generalmente pensamos que un sitio web es un espacio digital en el que cualquier persona con conocimientos básicos en tecnología puede navegar y buscar información. Sin embargo, hay muchas formas de acceder a una web y no siempre están preparadas para ello. Es entonces cuando interviene la accesibilidad web, pues un sitio web debería estar al alcance de todo el mundo, independientemente de las características o circunstancias en las que se encuentre el usuario.

Conozca a continuación el significado de accesibilidad web y qué se debe tener en cuenta para ofrecer una web accesible.

¿Qué es la accesibilidad web?

La accesibilidad web es la facilidad con la que una persona percibe, navega y comprende el contenido web, independientemente de las circunstancias en las que se encuentre y de sus capacidades. 

Esto quiere decir que debemos poder percibir un objeto, debemos poder utilizar cualquier elemento y debemos poder comprender la información.

¿Cómo surge el concepto accesibilidad web?

Quizás, lo primero que aparece por nuestra mente al hablar de accesibilidad es una rampa con la que acceder a un edificio. Esto se debe a que llevamos mucho tiempo acostumbrados a la accesibilidad física: permitir que cualquier persona circule por la calle, acceda a un recinto, encuentre una parada de autobús, etc. Son elementos cotidianos que ya forman parte de nuestro día a día para ayudar a quienes utilizan una silla de ruedas o a quienes no pueden ver.

La aparición de la tecnología fue una revolución a nivel mundial que cambió nuestra forma de trabajar y de comunicarnos. Esto supuso un avance en la accesibilidad, dando paso a la accesibilidad digital, que conforma herramientas para facilitar el acceso al contenido a todas las personas. 

La accesibilidad web es esencial para que las personas con discapacidad puedan acceder y utilizar los contenidos en línea de manera efectiva. Además, las personas sin discapacidad que acceden a una web accesible, disfrutarán de una mejor experiencia de usuario. 

¿Cómo se regula la accesibilidad web?

La accesibilidad web hoy en día es un requisito legal en muchos países del mundo. Esto significa que los sitios y aplicaciones web deben cumplir con unos estándares de accesibilidad que garanticen que todas las personas puedan acceder a esos contenidos. 

Los estándares reconocidos a nivel mundial son las Web Content Accessibility Guidelines (WCAG), en español Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web. Estas pautas han sido desarrolladas por la Web Accessibility Initiative (WAI), una rama del World Wide Web Consortium (W3C) que vela por la accesibilidad web para personas con discapacidad

En el siguiente apartado conoceremos los niveles de cumplimiento que se utilizan para evaluar las pautas de accesibilidad web.

Las WCAG se basan en cuatro principios fundamentales:

1. Perceptible. Todas las personas podrán percibir los contenidos visuales o sensoriales, como las imágenes y los vídeos.

2. Operable. Cualquier persona podrá interactuar con los elementos de la web, por ejemplo mediante el uso del teclado.

3. Comprensible. El contenido será fácil de entender para todos los usuarios, es decir, el lenguaje utilizado será claro y sencillo.

4. Robusto. La web estará preparada para funcionar en diferentes plataformas y dispositivos.

Pautas de accesibilidad web y niveles de cumplimiento

Desde el 5 de octubre de 2023 se aplica la norma WCAG 2.2 que cubre una serie de recomendaciones para mejorar la accesibilidad en páginas web:

  • 4 principios fundamentales, los nombrados en el apartado anterior.
  • 13 directrices generales que se apoyan en estos principios.
  • Criterios de éxito para cada directriz.
  • Técnicas informativas para entender cómo abordar las directrices y eliminar barreras de accesibilidad.

Los criterios de éxito son unas normas que se aplican a cada directriz y suponen un asunto muy importante respecto a la accesibilidad web para personas con discapacidad, más allá de la usabilidad del sitio web. Cuantos más criterios se cumplan, más accesible será el contenido. Además, todos los criterios deben ser verificables, es decir, que se pueda determinar si se cumplen o no a través de una serie de pruebas.

Los criterios se evalúan teniendo en cuenta tres niveles de conformidad: 

1. Nivel A

Es el nivel de mínimo cumplimiento, el menos estricto y el esencial para que los usuarios puedan acceder a una página web con facilidad. Se obtendrá el nivel A si se cumplen todos los criterios de éxito correspondientes a este nivel.

Un ejemplo de criterio de éxito que aplica el nivel A de conformidad dentro de las WCAG 2.2 es:

  • Entrada redundante (A). No preguntar por la misma información más de una vez en la misma sesión. Muchas personas con discapacidad cognitiva podrían tener problemas al recordar que habían introducido la primera vez que se les solicitó ese dato.

2. Nivel AA

Mientras que el nivel A sirve para cubrir los aspectos básicos, el nivel AA permite que la web sea accesible para los usuarios en una gran variedad de contextos. Por ello este nivel es el recomendado y reconocido como el estándar de cumplimiento de accesibilidad web. Este nivel de conformidad satisface los criterios de éxito A y doble A.

Como ejemplo de criterio de éxito de nivel AA de conformidad encontramos:

  • Movimiento de arrastre (AA). Para cada movimiento de tipo arrastre que exista en la web, se debe proporcionar una alternativa simple con el puntero. Muchas personas no pueden utilizar el ratón para arrastrar elementos.

3. Nivel AAA

Se trata del máximo cumplimiento. En este último caso, se obtendrá el nivel triple A si, además de estos, la página web también cumple los niveles A y AA.

Ejemplo de criterio de éxito para cumplir el nivel AAA sería:

Apariencia del foco (AAA). Utilizar un indicador de foco con suficiente tamaño y contraste. Las personas con alguna discapacidad visual no pueden ver pequeños cambios en la pantalla, incluyendo a personas mayores.

Conozca los 3 tipos de accesibilidad y cómo acceder a la web

La accesibilidad web para personas con discapacidad permite que, gracias a la tecnología y productos de apoyo, puedan acceder fácilmente a la web. Antes de diseñar una página web debemos tener en cuenta los tres tipos de accesibilidad  y las soluciones tecnológicas que les acompañan: Sensorial, Física y Cognitiva.

Accesibilidad sensorial

Engloba la discapacidad auditiva y visual. 

  • Las personas con discapacidad auditiva pueden verse afectadas en cuanto a la comunicación y el habla. Algunas aprenden la lengua de señas y a leer los labios. Si la persona no puede escuchar, utilizará un transcriptor de voz a texto o activará los subtítulos de un vídeo.
  • Las personas con discapacidad visual, como la ceguera, aprenden Braille para poder leer, tanto en el mundo físico como en el digital. Si la visión de la persona es limitada utilizará el magnificador de pantalla, una herramienta que amplía todo el contenido de la pantalla. Si la persona tiene ceguera utilizará un lector de pantalla, un software que lee todo lo que aparece en pantalla.

La accesibilidad sensorial está relacionada directamente con el principio fundamental Perceptible. En nuestra web accesible debemos ofrecer alternativas para aquellas personas que no pueden oír (subtítulos en un vídeo) y para quienes no pueden ver (una descripción textual en una imagen).

Accesibilidad física

Se da cuando falta alguna parte del cuerpo, o cuando una parte del cuerpo no puede realizar su función habitual.​ El origen de esta discapacidad puede ser desde lesiones medulares hasta accidentes. También se pueden dar discapacidades temporales, como un esguince.​

Si la persona no tiene movilidad en las manos navegará por la computadora gracias a programas de dictado por voz, indicando que realice una acción como abrir un enlace, escribir en un formulario, etc.​ Existen otras tecnologías de apoyo como los licornios, que permiten manejar el puntero mediante el movimiento de cabeza e incluso dispositivos que captan el movimiento de los ojos.

El principio fundamental Operable es el que se aplica en estos casos. Muchas personas navegan a través de los enlaces o los encabezados pulsando una tecla, por lo que debemos ofrecer una web accesible que permita diferentes modos de operar con ella.

Accesibilidad cognitiva

Una discapacidad cognitiva es para toda la vida y presenta una serie de limitaciones en las habilidades diarias de una persona (síndrome de Down o dislexia)​. Supone una baja comprensión lectora, resulta complicado aprender y también comunicarse.

Si el usuario no comprende con facilidad lo que lee, podrá configurar el texto a sus necesidades de forma que la lectura resulte más sencilla.

Este tipo de accesibilidad se relaciona con el principio fundamental Comprensible. Podemos aportar soluciones como darles mayor tiempo de respuesta en las interacciones con la web y ofrecerles una lectura fácil.

Tips para crear una web accesible

Tome nota de estos consejos para que su web sea más accesible:

1. Contenido no textual

Incluya en todos los elementos visuales una alternativa textual (texto alternativo). Así, las personas que no pueden ver comprenderán el contenido gráfico.

2. Enlaces

El texto de los enlaces debe dejar claro su propósito. No utilice “Clic aquí” o “Visitar enlace”, muchas personas navegan a través de enlaces y quizá desconocen el contexto.

3. Estructura

El orden en cualquier documento digital como una web es muy importante. Incluya títulos y subtítulos en el orden correcto, sin saltar niveles. Por ejemplo: no inserte un título 4 después de un título 2, aunque visualmente parezca más bonito, la navegación puede resultar confusa.

4. Colores con contraste

Las personas con alguna discapacidad visual, como el daltonismo, pueden tener dificultades a la hora de leer un texto cuyo fondo no contrasta lo suficiente. Utilice siempre combinaciones de colores con alto contraste. 

UserWay: aplique en su web los requisitos de accesibilidad

UserWay le ayudará a aplicar estos requisitos de accesibilidad en su web de una manera muy sencilla. Además de mostrar los elementos que no cumplen con las pautas de accesibilidad, podrá solucionar los errores sin la necesidad de modificar el código de programación. Localice fácilmente qué imágenes no disponen de texto alternativo o qué colores no contrastan entre sí.

Solicite una demo y sumérjase en el mundo de la accesibilidad web.

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la importancia de la accesibilidad web?

Una persona con discapacidad encuentra numerosas barreras en su día a día y, si puede hacer uso de una web, participará de forma activa en la sociedad. Por ello es tan importante que nuestro sitio web sea accesible, pues estaremos ofreciendo acceso a todas las personas y garantizando la igualdad de oportunidades. 

¿Cuáles son las ventajas de que una empresa apueste por la accesibilidad web?

1. Ayuda al crecimiento de la empresa. Su página web es la puerta a su negocio y facilitando el acceso a todas las personas, las ventas deberían aumentar.

2. Fomenta la responsabilidad social. Es muy importante romper las barreras digitales que encuentran muchas personas con discapacidad en su día a día. Si su empresa apuesta por la accesibilidad digital estará creando contenido para todo el mundo y, a su vez, fomentará que las empresas de su alrededor se motiven para aplicar pautas de accesibilidad.

3. Mejora la usabilidad y navegación. Que su web sea accesible se traduce directamente en ofrecer una web más fácil de manejar para todas las personas, tengan discapacidad o no.

¿Por qué las empresas se preocupan por la accesibilidad web?

Cada día la sociedad está más concienciada con la inclusión y las oportunidades para todos. Si su empresa trabaja por conseguir un producto accesible, será valorada de forma positiva por parte de sus clientes y las buenas opiniones le ayudarán a ampliar la red de contactos. Además, un producto accesible siempre resultará más atractivo que uno que no lo sea, y los clientes se decantarán por seleccionar su empresa.